Volver a la página de inicio

logazo.gif (2391 bytes)

Información sobre Selectividad 2003-2004

 

Criterios para la corrección del examen de selectividad

UNED

Criterios para la corrección del examen de selectividad:
Lengua española y comentario de texto

    

COMENTARIO DE TEXTO

 1. Presentación del modelo de examen

    El examen de Comentario de texto se entrega, en el mismo folio, con el examen de Lengua española. Para facilitar la respuesta al alumno, se procurará que el texto aparezca impreso en el anverso y los cuestionarios de ambas asignaturas, bien diferenciados, en el reverso.

    La hoja del modelo de examen contiene una cabecera en la que aparecen consignados los datos específicos de la materia y un recordatorio del tiempo disponible para la realización de la prueba (2.30 h) y de la obligatoriedad de entrega al tribunal de los dos ejercicios en hojas separadas.

   

2. Estructura y puntuación de las preguntas

    El examen consta de tres partes:

a)       estructura del texto

b)       resumen del contenido

c)       comentario crítico

   

    La nota total máxima es de 10 puntos.

   

    Advertencia: El corrector restará a la nota del contenido cuantos puntos estime oportunos, incluso hasta el extremo de anularla (0 puntos), cuando el ejercicio no observe, de forma sistemática, las normas de corrección idiomática (§3.b) u otros aspectos formales de la redacción, de manera especial cuando infrinja reiteradamente las reglas básicas de ortografía o las faltas sean, por su gravedad, inadmisibles o cuando denuncie una redacción pésima, impropia para un acceso a la Universidad, o presente mis ininteligibilidad que atente brutalmente contra la integridad del idioma español.

   

3. Criterios de valoración

    Para la corrección del ejercicio de Comentario se tendrán en cuenta los siguientes criterios:

a)       análisis del texto:

-                             Competencia lingüística y textual para identificar el tipo de texto atendiendo a sus peculiaridades lingüísticas y discursivas, tipográficas, etc.

-                             Comprensión del contenido del texto.

-                             Destreza en la asociación de ideas y las formas de relacionar el texto con otros aspectos comunicativos: cultura, sociedad, época, autor y obra, movimiento literario, generación...

-                             Capacidad argumentativa.

-                             Capacidad de síntesis.

-                             Sensibilidad lectora.

-                             Sentido crítico.

-                             Conocimiento de referencias bibliográficas (p. ej., para contraste de opiniones, etc.).   

b)       corrección idiomática

-                             Ortografía: uso adecuado de grafías, tildes y signos de puntuación; empleo justo de la mayúscula y la minúscula; correcta división silábica o ruptura de palabras al final del renglón; etc.

-                             Propiedad léxica y riqueza de vocabulario. Se valorará la capacidad combinatoria de las palabras, la selección léxica, el uso de términos específicos, la variedad léxica (empleo oportuno de cultismos, locuciones latinas y préstamos extranjeros, uso de alternativas léxicas sinonímicas para evitar repeticiones molestas...), etc. Se perseguirá el empleo de coloquialismos, vulgarismos, tics y muletillas, que denuncian pobreza de vocabulario; la escritura incorrecta de las palabras (cruces anómalos de palabras de distintas lenguas -p. ej., palabras castellanas que conservan rasgos gráficos de la lengua materna del alumno-, adiciones (prótasis, paragoge, etc.) o sustracciones de letras (apócope, síncopa, aféresis) que parezcan apuntar a deficiencias disléxicas; la forja de voces inexistentes debida a ignorancia o desconocimiento (y no por su originalidad); la utilización de extranjerismos (galicismos, anglicismos...) no autorizados por la Academia; el abuso de una misma raíz (repeticiones literales o poliptóticas); etc.

-                             Construcción sintáctica: concordancia nominal y verbal; régimen preposicional; orden distributivo; leísmo, laísmo...; anacoluto; construcciones galicistas...; conjugación verbal; consecutio temporum, etc.

-                             Aspectos semánticos y textuales. Se valorará el empleo adecuado de tropos y figuras semánticas (metáforas, símiles, variantes sinonímicas, etc.); la utilización de recursos de cohesión textual (anáforas, repeticiones, estructuras incidentales -p e., expresiones de opinión: según A-; la correcta selección léxica (p. ej., deben evitarse enunciados como «El texto afirma», en vez de «El autor del texto afirma» o “En el texto se afirma»; el uso metalingüístico (p. ej., deben evitarse definiciones como vagar: “Es cuando una persona camina sin rumbo fijo”); la justa correspondencia entre lo que se quiere decir y lo que se dice; etc.

c)       aspectos formales de presentación

-                             Entre otros aspectos, se tendrán en cuenta la pulcritud (p. ej., deben evitarse manchones y tachaduras); la división de apartados o epígrafes que faciliten la presentación ordenada de ideas o la organización orquestada de los contenidos; la tipografía: el empleo de diversos caracteres y letras de cuerpo distinto, de la cursiva -o el subrayado- cuando proceda (p. ej., para señalar los títulos de obras o el uso metalingüístico de una expresión); la numeración, si resulta oportuna; el procedimiento seguido para las definiciones (p. ej., no es correcto el uso de símbolos varios del tipo: «vagar à caminar sin rumbo», ni de signos de puntuación apropiados a otros fines, como «vagar; caminar sin rumbo»); el empleo correcto de abreviaturas (p ej., es reprobable el uso de formas acortadas como «q.»  (por que) o «xq.» (por porque) para ahorrar redacción, cuando lo que se pide es precisamente redacción); etc.

 

       Nota: Los criterios de valoración son de carácter general: pueden aplicarse tanto para mejorar la calificación como para reducirla.

 

LENGUA ESPAÑOLA

 

1. Presentación del modelo de examen

    El examen de Comentario de texto se entrega, en el mismo folio, con el examen de Comentario de texto. Para facilitar la respuesta al alumno, se procurará que el texto aparezca impreso en el anverso y los cuestionarios de ambas asignaturas, bien diferenciados, en el reverso.

    La hoja del modelo de examen contiene una cabecera en la que aparecen consignados los datos específicos de la materia y un recordatorio del tiempo disponible para la realización de la prueba (2.30 h) y de la obligatoriedad de entrega al tribunal de los dos ejercicios en hojas separadas.

   

2. Estructura y puntuación de las preguntas

    El examen consta de cuatro preguntas, que, en general, obedecerán a los siguientes contenidos[1]:      

1)       análisis sintáctico de una oración; generalmente, compuesta o compleja (se procurará que ésta pertenezca  al texto)

2)       cuestión gramatical: análisis morfológico de varias palabras del texto (tipo de formación de palabras, estructura morfológica interna, etc.), comentario sobre un contenido gramatical del temario en relación con su uso en el texto propuesto (a saber: tipos de que, valores de se, perífrasis verbales, clases de sintagmas...), etc.      

3)       pregunta de semántica (o léxico-semántica): significado de algunas voces del texto, fenómeno semántico que se produce en alguna expresión del texto (sinonimia, metonimia, etc.)

4)       desarrollo de un contenido del temario. (Se tenderá a proponer un tema de cultura lingüística general -p. ej., la diversidad lingüística de España, la estratificación del uso lingüístico, el español de América- o de lingüística general -p. ej., tipos de texto: periodístico, científico, literario...; formas de comunicación-.) 

 

3. Criterios de valoración       

    Para la corrección del ejercicio de Lengua se tendrán en cuenta los siguientes criterios:      

a)       aspectos del contenido:            

-           Nivel de conocimientos o competencia lingüística, según la asimilación de los conceptos básicos (comprobación del correcto aprendizaje de las nociones teóricas elementales); la adecuación de la respuesta a la pregunta formulada (p. ej., debe evitarse hacer un análisis morfológico si se pide análisis sintáctico; debe hablarse del murciano o el extremeño y no del catalán o el gallego si se pide «Los dialectos del español»; etc.); el empleo apropiado de la terminología lingüística y el metalenguaje (p. ej., se exige coherencia en el tratamiento del análisis sintáctico, aunque se deja libertad para seguir cualquier teoría o planteamiento gramatical); las habilidades para la explicación, la argumentación o el análisis gramatical (p. ej., se valorará el recurso a las pruebas de identificación de funciones sintácticas o la exposición y razonamiento de diversas soluciones cuando el texto o la frase los admita, sin que esto suponga reducción de puntuación al que haya detectado una única interpretación); la reflexión sobre los componentes de la gramática y su utilización; etc.

-           Competencia comunicativa (asociación de ideas, relación de conceptos, etc.)   

-           Capacidad de síntesis.

-           Sentido crítico.            

-           Conocimiento de referencias bibliográficas (p. ej., para el contraste de análisis sintácticos según las distintas teorías, o el contraste de opiniones de autores diversos en el tratamiento de un tema).

b)       corrección idiomática:           

-           Ortografía: uso adecuado de grafías, tildes y signos de puntuación; empleo justo de la mayúscula y la minúscula; correcta división silábica o ruptura de palabras al final del renglón; etc.

-           Propiedad léxica y riqueza de vocabulario. Se valorará la capacidad combinatoria de las palabras, la selección léxica, el uso de términos específicos, la variedad léxica (empleo oportuno de cultismos, locuciones latinas y préstamos extranjeros, uso de alternativas léxicas sinonímicas para evitar repeticiones molestas...), etc. Se perseguirá el empleo de coloquialismos, vulgarismos, tics y muletillas, que denuncian pobreza de vocabulario; la escritura incorrecta de las palabras (cruces anómalos de palabras de distintas lenguas -p, ej., palabras castellanas que conservan rasgos gráficos de la lengua materna del alumno-, adiciones (prótasis, paragoge, etc.) o sustracciones de letras (apócope, síncopa, aféresis) que parezcan apuntar a deficiencias disléxicas; la forja de voces inexistentes debida a ignorancia o desconocimiento (y no por su originalidad); la utilización de extranjerismos (galicismos, anglicismos...) no autorizados por la Academia; el abuso de una misma raíz (repeticiones literales o poliptóticas); etc.

-           Construcción sintáctica: concordancia nominal y verbal; régimen preposicional; orden distributivo; leísmo, laísmo...; anacoluto; construcciones galicistas...; conjugación verbal; consecutio temporum; etc.

-           Aspectos semánticos y textuales. Se valorará el empleo adecuado de tropos y figuras semánticas (metáforas, símiles, variantes sinonímicas, etc.); la utilización de recursos de cohesión textual (anáforas, repeticiones, estructuras incidentales -p e., expresiones de opinión: según A-; la correcta selección léxica (p. ej., deben evitarse enunciados como «El texto afirma», en vez de «El autor del texto afirma» o “En el texto se afirma»; el uso metalingüístico (p. ej., deben evitarse definiciones como vagar: “Es cuando una persona camina sin rumbo fijo”); la justa correspondencia entre lo que se quiere decir y lo que se dice; etc.

c)       aspectos formales de presentación

-           Entre otros aspectos, se tendrán en cuenta la pulcritud (p. ej., deben evitarse manchones y tachaduras); la división de apartados o epígrafes que faciliten la presentación ordenada de ideas o la organización orquestada de los contenidos; la tipografía: el empleo de diversos caracteres y letras de cuerpo distinto, de la cursiva -o el subrayado- cuando proceda (p. ej., para señalar los títulos de obras o el uso metalingüístico de una expresión); la numeración, si resulta oportuna; el procedimiento seguido para las definiciones (p. ej., no es correcto el uso de símbolos varios del tipo: «vagar à caminar sin rumbo», ni de signos de puntuación apropiados a otros fines, como «vagar; caminar sin rumbo»); el empleo correcto de abreviaturas (p ej., es reprobable el uso de formas acortadas como «q.»  (por que) o «xq.» (por porque) para ahorrar redacción, cuando lo que se pide es precisamente redacción); etc.

 

       Nota: Los criterios de valoración son de carácter general: pueden aplicarse tanto para mejorar la calificación como para reducirla.

 

 




[1] Cuando el texto no dé juego suficiente a alguno de los tipos de preguntas indicados, podrá recurrirse a otro tipo de pregunta.