El Sujeto

NOTA: una nueva versión de esta página, modificada en profundidad, se puede encontrar aquí.

El de sujeto es un concepto que, pese a su sencillez, provoca dudas entre muchos de los que lo estudian. Ello es debido a que, tradicionalmente, se han mezclado tres conceptos diferentes bajo el nombre de sujeto:

a) Sujeto lógico o temático, definido como "aquello de lo que se dice algo", opuesto a predicado, entendido como "lo que se dice de ello". En http://elies.rediris.es/elies17/cap1_1.htm hay un buen estudio, del que saco el siguiente ejemplo:
Si comparamos las oraciones a. María compró las flores y b. Las flores, las compró María, veremos que “contienen los mismos elementos semánticos y sintácticos. Sin embargo, no se puede afirmar que son iguales. ¿Por qué? En la primera oración se habla de María y se dice algo sobre ella, mientras que, en la segunda oración se habla de las flores y se dice algo sobre ellas [o, lo que es lo mismo, en 1a el sujeto lógico es María, mientras que en 1b lo es las flores]. Esta diferencia, en un contexto determinado, es de suma importancia. De esta forma, el hablante estructura la oración según sus necesidades comunicativas y orienta al interlocutor sobre ellas”. Pero, como veremos enseguida, a pesar de la diferencia de sujeto lógico, el sujeto sintáctico es el mismo, María. La diferencia es, pues, de tipo pragmático (tema frente a rema), no sintáctico.

b) Sujeto agente, que se define como “el que realiza la acción del verbo”. Sería el caso en la tópica oración Juan come patatas, donde quien realiza la acción de comer las patatas es Juan. Pero no en todos los casos el elemento que caracterizamos como sujeto realiza una acción: a veces la “recibe” (El coche fue pintado deprisa y corriendo) –sujeto paciente-, otras simplemente la provoca (Felipe II construyó el monasterio de El Escorial) –sujeto causativo- y en otros casos, en fin, ni la realiza, ni la recibe (Este libro está aquí desde siempre) –sujeto de verbos de estado-.

c) Sujeto sintáctico o gramatical, que es el sintagma (u oración ¿clítico?) que obliga al verbo de su oración a concordar con él. Esta es la definición que nos sirve cuando estamos realizando un análisis sintáctico. Si la aplicamos, veremos que en los ejemplos que veíamos antes, a. María compró las flores y b. Las flores, las compró María, el sujeto sintáctico es el mismo, puesto que en ambos casos el verbo va en tercera persona de singular concordando con María.

características generales

categorías que desempeñan esta función

cómo reconocerlo

Es el único elemento de la oración que no forma parte del SV (pero v. abajo), si bien en ocasiones puede aparecer rodeado por él:

Me ha dicho Pepe varias cosas sabrosonas

Puede no aparecer cuando:
a) Es recuperable por el contexto.
b) La oración es
impersonal

Nunca puede ir precedido por una preposición (ni siquiera en los casos como entre Pedro y yo subimos el mueble)

SN: Ese hombre tiene pocos amigos

O: Quien diga eso no tiene corazón

La característica sintáctica más notable del sujeto es la de que su núcleo obliga al verbo a concordar con él. Por ello, es muy fácil "desenmascararlo": basta con cambiar el verbo de número (y/o persona). Al hacerlo,

a) la oración sonará mal --> el sintagma que al cambiar de número (y/o persona) haga que la oración "vuelva a sonar bien" será el sujeto. (Si se trata de una oración, sustituyamos primero a la "sospechosa" por este hecho  esta cosa y trabajemos con este sustituto).

b) la oración suena bien --> el sujeto está omitido

c) no es posible cambiar el número o la persona del verbo --> la oración es impersonal

Dudas que me surgen al tratar sobre el sujeto

 

Volver a la página de inicio


Volver a tipos de verbos

Ver complementos del verbo